“Fue una Pesadilla.” El Costo Emocional de un Diagnóstico Errado.

15:07 13 March in Health, Medicine
0 Comments

Un recién nacido es motivo de celebración para cualquier familia. Sin embargo, ésta no fue la experiencia para una madre en Vancouver, Canadá.

Después del nacimiento de su hija, Monica Bobbitt fue informada que su prueba de VIH había resultado positiva, y por tanto debía dejar de dar seno a la bebé.  Así mismo, le informaron que la prueba de VIH de su recién nacida también era positiva. El desespero se apoderó de la nueva madre. Para complicar más la situación, le informaron que había la posibilidad de haber contagiado a otro recién nacido, quien había sido alimentado con la leche materna de Monica.

“Me despertaron a las dos de la mañana. Mi doctora se sentó en mi cama y me indicó que debía suspender inmediatamente la alimentación materna. Ella me dijo, ‘Eres VIH positiva’. Esto se convirtió en mi peor pesadilla y entré en pánico. Me dijeron que probablemente había contagiado a otro bebé, porque le habían dado de mi leche. Yo no podía vivir así. Yo había compartido mi leche con alguien, y ahora otro bebé, además de mi hija, estaba afectado”.

Para combatir la infección por VIH, su recién nacida inició tratamiento con HIV-budding-Colormedicamentos antiretrovirales, los cuales inmediatamente le afectaron el estómago. Sin embargo, tres días después Monica fue informada que había habido un error: ni ella ni su hija eran HIV positivas. A pesar de la buena noticia, Monica no podía dejar de pensar que había vivido los tres peores días de su vida por culpa de un diagnóstico equivocado, convencida que ella y su hija, y posiblemente otro bebé, estaban contagiados por el virus del SIDA.

El diagnóstico errado de una enfermedad como ésta, que altera para siempre la vida de un paciente, es algo que no debe tomarse con ligereza. Este incidente nunca debió haber ocurrido. Sin embargo, en Canadá 10 a 15 por ciento de los pacientes son diagnosticados erróneamente. Adicionalmente, un estudio publicado en el año 2004 encontró que entre 9.000 a 23.000 pacientes canadienses mueren cada año debido a “eventos adversos” prevenibles, tales como medicamentos equivocados y errores quirúrgicos. Los medicamentos antiretrovirales que la hija de Monica recibió durante tres días no están exentos de efectos secundarios negativos. ¿Qué habría pasado si el error no se hubiera descubierto y la recién nacida hubiese seguido recibiendo los medicamentos?

Durante más de 22 años, las segundas opiniones médicas de WorldCare International han vinculado a pacientes, en situaciones como la de Monica, con especialistas pertenecientes a hospitales académicos y de investigación de máxima categoría en EE.UU., incluyendo el Massachusetts General Hospital. Gracias al proceso de segunda opinión de WorldCare, se puede descubrir a tiempo un diagnóstico errado, evitando que los pacientes reciban por tiempo indeterminado un tratamiento inadecuado. El servicio de WorldCare ACCESS de segunda opinión a distancia, que incluye al SIDA dentro de la lista de enfermedades estándar, les permite a los pacientes recibir un diagnóstico adecuado y una propuesta de tratamiento óptima.

Debido a la relación exclusiva que WorldCare ha establecido con los hospitales de máxima categoría del WorldCare Consortium®, nuestro servicio de segunda opinión se ha convertido en el estándar de oro de la industria. Nuestras segundas opiniones médicas tienen un enfoque integral y multidisciplinario, el cual permite establecer un diagnóstico correcto y un plan de tratamiento óptimo.

Si usted es un usuario y se encuentra interesado en solicitar el servicio de segunda opinión médica, o si usted es un empleador, empresa aseguradora, agente de seguros o administrador de terceros (TPA, por sus siglas en inglés) interesado en ofrecer nuestros servicios, por favor póngase en contacto con nosotros.

Fuente: http://globalnews.ca/news/2946025/vancouver-mom-and-baby-misdiagnosed-with-hiv-after-giving-birth/

WorldCare Marketing

marketing@worldcare.com